Esa chica del bar: Lera Lynn por Marigrá Geranio

Pensando en torno a la duda ¿y sobre qué voy a escribir yo? (La verdad es que no hay una única respuesta para eso, como todo en mi vida.) … descubrí que disfruto bastante la clickmanía de navegar por internet, sobre todo, para descubrir nueva música, y eso, en consecuencia, hace que descubras gente, artistas, movidas, y cosas inexplicables y únicas que pasan por el mundo. O por donde haya internet, o alguien que se decida subirlo a esta loca red descontrolada inentendible y desbordada de ceros y unos. Debe ser que viajar es lo mío, pero se me estuvo complicando estos años, por distintas razones. Así que me aventuro y pierdo en la exploración por internet. BIen, nunca supe donde volcarlo… ésta es la mía!

 

Bien, volvamos al punto, decidí que mi “columna” (?), o de una las que van a ir surgiendo, será sobre las cosas que descubro con la manía del click – click – click y me dan ganas de compartir, con quienes estén sedientos de nuevos sonidos, nuevas músicas, nuevas imágenes. ¿Estais listos para liberaros de prejuicios y poder así empezar a disfrutar conmigo este viaje? Sisi, ya sé, difícil. Pero en fin, allá vamos…!

 

Voy a empezar con una muy, pero muy obvia. Hace como un año vimos (mi chico y yo) la temporada 2 de “True Detective”. Realmente me costó bastante seguir la trama, más allá de que me encantan los recursos narrativos “modernos” de esa serie, los personajes rotos y las densas complejidades psicológicas que inundan esta serie, yo estaba en el bello y complejo período “bebé” (no duermo, no como bien, soy su alimento, y soy una zombie). Es decir, no entendí absolutamente NADA de la trama, pero de lo que no me olvidé jamás fué de ese entrañable personaje trash: la chica medio despintada, hermosa y cantando unas canciones increíbles acompañada solo con su guitarra en el bar donde recurrentemente se juntan los personajes a hablar, y tomar decisiones que los entierran sin retorno. Ella ahí de fondo, dejándote embobada mal.

Ok, tengo un fanatismo por los trémolos, las canciones con cadencias tristes y las chicas que cantan como a mi me gusta.

A esta altura no puedo pasar por alto que la música de la temporada 1 es también increíble, y que el tema que abre los títulos de la temporada 2 es interpretado nada más ni nada menos que por Leonard Cohen.

No tardé mucho tiempo en googlear “true detective 2 soundtrack woman singing bar” jaja, plop!

La chica se llama Lera Lynn y después de su aparición en la serie claramente su carrera dá un envión importante. Como todas las cosas que me gustan, la única razón concreta es: me gustó, me llegó, me provocó cosas que me gustan.

Miren ésta escena, mientras canta “My least favorite life” y caigan en su hechizo.

Bien, resulta que esta “piba” tiene ya una trayectoria interesante, y en el último año sacó un DIS – CA – ZO llamado Resistor, con una dosis mas rockera que su música previa, más orientada a chica dulce y folk. Corte de difusión para enloquecer y querer salir a la ruta a romper cosas: “Drive”

Listo, bienvenidos al fans club de Lera.

Una vez que naveguen entre sus videos, click click click, les cuento donde aparecí de repente yo: DAUGHTER. Toda navegación musical pasa en algún momento por algún capítulo de los  “NPR Music Tiny Desk Concert”, no sé como lo logran pero juro que siempre termino ahí.

Upa, me gusta, me queda dando vueltas mucho esa primera canción “Youth”. Sigo escuchando toda la sesión. Las “cosas” que me gustan inevitablemente siguen con el Follow en las redes…

Investigo todo, y entre las fanpage que sigue Daughter descubro a Wilsen. Escucho un tema y wow… Encima me gustan mucho las fotos y visuales, hay cinemagraph de ensueño acompañando temas en la web. Listo, cartón lleno por hoy. Claro, fueron (o son) el soporte de Daughter.

Si ya sé, todas chicas que cantan lindo, guitarras y melodías hipnóticas, y en inglés. Denme tiempo, hoy navegamos por estas aguas, mañana por otras!

 

Click1 Lera Lynn http://www.leralynn.com/

Click2 Daughter http://ohdaughter.com/

Click3 Wilsen http://wilsenmusic.com/

 

Marigrá

Foto: Jamie Platus